Retinopatía Hipertensiva

Es el conjunto de manifestaciones oculares que tiene lugar en la retina como consecuencia de la hipertensión arterial. Cuanto más alta sea la presión arterial y mayor el tiempo que ésta permanezca elevada, es probable que el daño ocular sea más grave. La gravedad también dependerá del estado previo del árbol vascular retiniano y de la rapidez de instauración de la hipertensión. Existen otros factores asociados que pueden agravar la retinopatía hipertensiva, como son: la arteriosclerosis, la edad avanzada, la diabetes, etc…

El aumento crónico de la presión sanguínea provoca daños sobre los vasos retinianos y los tejidos que los envuelven. Los dos cambios fundamentales que ocurren son el incremento de la permeabilidad vascular que puede llevar a edema retiniano (hinchazón de la retina) y estrechamiento focal o generalizado de la vasos retinianos con el riesgo isquemia que conlleva (falta de riesgo sanguíneo).

SÍNTOMAS DE RETINOPATÍA HIPERTENSIVA

nagetive-eye-icon

Retinopatía hipertensiva crónica.
La mayor parte de las personas con este tipo de problema permanecen sin síntomas durante mucho tiempo y suelen ser diagnosticadas gracias a los exámenes de fondo de ojo que se realizan como parte del control de la hipertensión arterial. En el fondo de ojo se puede apreciar en estos casos una disminución del grosor de los vasos, unos cruces arterio-venosos patológicos y dilataciones saculares en la pared de los vasos. Además, este tipo de hipertensión aumenta el riesgo de que se produzcan oclusiones vasculares, pudiendo afectarse entonces la visión. En los pacientes con hipertensión de larga evolución o severa, puede aparecer visión borrosa o disminución de la agudeza visual y en algunos casos puede existir una pérdida significativa de la visión, sobre todo en aquellos casos asociados a otras patologías, como diabetes o arteriosclerosis.

x-eye-icon

Retinopatía hipertensiva aguda.
También se conoce como retinopatía maligna o acelerada. Este tipo de retinopatía ocurre sobre todo en pacientes con hipertensión asociada a enfermedades como eclampsia o preeclampsia, feocromocitoma, etc. En estos casos la visión puede afectarse de manera más importante. Se presenta en situaciones en las que el aumento de la presión arterial es brusco. Se caracteriza por presentar visión borrosa, que suele ser transitoria y se normaliza al restablecerse los valores normales de presión, pudiendo estar acompañada de dolor de cabeza. En el fondo de ojo se observa una disminución generalizada del calibre de los vasos. En los casos más graves se pueden apreciar hemorragias, exudados y edema de papila.

TRATAMIENTOS PARA Retinopatía Hipertensiva

El tratamiento de la retinopatía hipertensiva, consiste en controlar de forma estricta y mantenida la presión arterial. Aunque en algunos pacientes con grado IV pueden tener daños permanentes y secuelas visuales, que ameritan la panfotocuagulación con laser de Argón y sobre todo un descenso de la presión se traduce en una resolución significativa de las lesiones retinianas.

SOLICITE SU CITA


Hospital Metropolitano de Santiago HOMSCentro Médico Cibao UTESA

HOSPITAL METROPOLITANO DE SANTIAGO

T. 829-947-2240 | T. 829-947-2222, Ext. 8241 homs@visualiza.com.doAut. Duarte, Km. 2.8, 2do Nivel,Suite 212, Santiago, Rep. Dom.

CENTRO MÉDICO CIBAO UTESA

T. 809-971-9343 | T. 809-582-6661, Ext. 4402 cmc@visualiza.com.doAve. Juan Pablo Duarte, #64, 1er Nivel, Santiago, Rep. Dom.

SERVICIOS RELACIONADOS